DECLARACION DE QUIEBRA. PRESUPUESTOS. PROCEDENCIA

AUTOS nE 10.713 FERRER LUIS CARLOS P/QUIEBRA A


Mendoza, 04 de agosto de 2004.-
AUTOS Y VISTOS:
1. En fs. 34/35 se presenta el Dr. Esteban EStrada por Petrobras Energía S.A. (antes Pecom Energía S.A.) y solicita la declaración de quiebra de Luis Carlos Ferrer invocando una deuda de U$S 15.106,24.- Que su mandante resulta continuadora de PASA S.A.- Que el estado de cesación de pagos surge de analizar la relación comercial que la vinculara con el requerido falencial. Que el crédito tiene su origen en la compraventa de fertilizantes de uso agropecuario. Que según las facturas que acompaña el importe adeudado surge de varias compraventas de fertilizantes agropecuarios celebradas entre febrero y mayo de 2000. Que ante la falta de pago de dichas facturas, inició inmumerables gestiones tendientes a la cancelación de la deuda,intimaciones postales, etc. Todas estas operaciones resultaron infructuosas, por lo que accedió a refinanciar sus acreencias mediante tres pagarés por la suma total de U$S 15.106,24 cuyos vencimientos operaron entre febrero y abril de 2001.- Que la requerida falencial no abonó ninguno de ellos. Que el crédito adeudado a su parte se acredita mediante los pagarés que acompaña y el estado de cesación de pagos por los múltiples y continuos incumplimientos de la demandada.-
2.- El pedido de quiebra es contestado por el sr. Luis Carlos Ferrer a fs. 43/47, quien sostiene que la demanda es extorsiva. Efectúa una negativa general y otra particular de los hechos y afirmaciones de la requirente. Niega estar en estado de cesación de pagos, Afirma estar en perfecto estado financiero al día de su presentación.Que no es que no pueda pagar sino que no quiere pagar según las pretensiones de la actora, por entender no corresponder el monto reclamado y la moneda requerida. Que se habla de desequilibrio, remitiéndose sólo a su crédito.- Que conjuntamente con el Sr. Pedro Vicente Ferrer poseen una empresa en marcha, que en cuanto a términos contables traducido a un empresa que compra y paga, lo que no condice con la realidad que plantea la actora. Que si bien es carga de la contraria acreditará que los elementos agrarios objeto de la prenda se encuentran en su poder.- Que el actor posee en sus manos una vía ejecutiva prendaria y su parte el proceso ordinario o de repetición. Que se trata de un camino más rápido y menos perjudicial. Que siendo la deuda que señala como base del proceso de quiebra una prenda con registro, no ha acreditado la actora la insuficiencia de los bienes para cubrirlo, ni dos puntos fundamentales: crédito exigible, en tanto la deuda que surge de los pagarés es de U$S 18.000 y de la prenda con registro U$S 20.500 y difiere de las facturas acompañadas U$S 17.093,19 y la invocado como adeudada es U$S 15.106,24, lo cual manifiesta que se ha estado pagando. Que no se acredita el estado de cesación de pagos, agravado por la premisa del art. 83 LCQ.-
3.- A fs. 56/57 contesta la actora el traslado conferido .- Sostiene que reclama sus acreencias en dólares estadounidenses, tal como fue pactado y de acuerdo a lo establecido por la Resolución conjunta del Ministerio de Economía NE 143/02 art. 1E.- De las facturas acompañadas (fs. 14/22) surge que las acreencias de su mandante tienen su causa en compraventas de insumos agrícolas concertados en dólares estadounidenses, lo que se encuadra en dicha normativa. Que la demandada pudo consignar las sumas que considerara adeudar a su representada. Ello no ha ocurrido ya que no posee medios para hacer frente a sus acreencias. Que no es óbice para la procedencia de la acción intentada que sus acreencias estén garantizadas mediante prenda con registro. Que ninguno de los mecanismos perseguidos, constitución de prenda, cartas documento, etc. han demostrado ser efectivos y tampoco lo sería la ejecución de la prenda constituída en garantía de sus acreencias: 1) porque no ha logrado dar con el bien objeto de la garantía a fin de efectivizar el embargo necesario para ejecutar la prenda; 2) por que el objeto de la misma resulta insuficiente para cubrir las sumas adeudadas, ya que debido a la devaluación producida y a que la deuda permanece en dólares de acuerdo a lo establecido por la resolución 143/02, se produjo un desfasaje de casi tres veces entre el valor del bien al momento de la constitución del privilegio y la actualidad. Si a ello se agregan los intereses, costas y honorarios, la insuficiencia de los bienes prendados para satisfacer las acreencias de su mandante surge manifiesta. Que si bien la requerida falencial alega la existencia del privilegio y del bien, no consigna en su contestación la ubicación física del mismo ni pone el tractor a disposición de su parte o del tribunal.
4.- A fs. 60/61 se emite resolución fundada sobre las pruebas ofrecidas.-
CONSIDERANDO:
I. Para la procedencia de la declaración de quiebra cuando es solicitada por acreedor, éste debe probar sumariamente su crédito, el estado de cesación de pagos de su deudor y que el mismo está comprendido en el art. 2? de la L.C. Son los llamados "presupuestos de la declaración de quiebra" (Rouillón, Adolfo, Régimen de los concursos, 3a. ed., p. 85/86). El primero -el crédito- es el "presupuesto de legitimación activa": sólo un acreedor puede pedir la falencia de su deudor. El segundo -algún hecho revelador del estado de insolvencia-, es el "presupuesto objetivo". El restante es el "presupuesto subjetivo" de la quiebra. Como es la instancia de un posible acreedor la que pone en movimiento la jurisdicción, /// debemos examinar, pues, si en el "sub-examine" se dan las tres condiciones referidas.
II.- El requerido concursal es una persona física susceptible de ser declarada en concurso (art. 2?, L.C.), razón por la que está llenado el requisito subjetivo.
III.- En cuanto a la calidad de acreedor del solicitante cabe formular un juicio de verosimilitud que concluya en su existencia y legitimidad.(Quintana Ferreyra, Concursos, t.II, p. 69).
En este sentido no aparece convincente la legitimación que invoca la presentante.- Comparece por Petrobras Energía S.A. antes Pecom Energía S.A. e indica que resulta continuadora de Pasa S.A., según escritura pública NE 1150 de fecha 02-10-00 inscripta en la Inspección General de Justicia al Número 18.298 Libro 13, tomo CC2 de Sociedades por acciones en fecha 06 de diciembre de 2000.- Sin embargo no ha acompañado los instrumentos que justifiquen tal acerto.- Si bien de la copia de la escritura acompañada a fs. 5/12 surge el cambio de denominación social de Pecom Energía S.A. por Petrobras Energía S.A., no ha quedado acreditado que la primera fuera continuadora de PASA S.A.- Se invoca sí tal circunstancia y se denuncian instrumentos justificativos, pero los mismos no se acompañan.- Por otra parte la modificatoria del estatuto social (artículo 1E) (cfr. fs. 6 vta.) dice: "...Con la denominación de Petrobras Energía S.A. seguirá funcionando la entidad constituída sucesivamente con los nombres de "Compañía Naviera y Comercial Perez Companc Sociedad Anónima"; "Compañía Naviera Perez Companc, Sociedad Anónima,Comercial, Financiera, Inmobiliaria, Forestal" "Compañía Naviera Perez Companc Sociedad Anónima, Comercial, Financiera, Inmobiliaria, Minera, Forestal" " Compañía Naviera Perez Companc Sociedad Anónima,Comercial,Financiera,Inmobiliaria,Minera, Forestal, Agropecuaria" ; "Perez Companc S.A." y "Pecom Energía S.A....".-
Las facturas acompañadas, con las que afirma la actora se acredita que sus acreencias tienen su causa en compraventas de insumos agrícolas, han sido extendidas a favor de Pasa S.A. y si bien en el contrato de prenda con registro (fs. 26) se indica que Pecom Energía S.A. es continuadora de Pasa S.A. no se incorporan elementos acreditativos de tal circunstancia.-
Además, de las siete (7) facturas referenciadas, sólo dos de ellas ( Fs.16 y fs.18) encuentran respaldo en remitos de mercadería (fs. 17 y fs. 19).
Por lo que se concluye que la documentación acompañada no alcanza para generar la legitimación necesaria en orden a la declaración de quiebra pretendida.- Es la actora la que debe acreditar debidamente la legitimación que esgrime en orden a cumplir con la carga que le impone el art. 80 LCQ.-
IV.- En orden al análisis acerca de si el demanddo se halla en cesación de pagos,descartada por defectuosa, la llamada teoría materialista de la cesación, para la cual ésta equivalía a incumplimiento -cuyo máximo exponente fue Bolaffio-, actualmente hay opinión formada acerca que aquél es el estado de un patrimonio que se manifiesta impotente para afrontar el cumplimiento de las obligaciones exigibles (Yadarola, Mauricio, Algunos aspectos fundamentales de la nueva ley de quiebras, Revista Crítica de Jurisprudencia 1.934, N?19, p. 433 y El concepto técnico jurídico de cesación de pagos, JA, 68-89, sec. doctrina; Fernández, Raymundo L., Fundamentos de la quiebra p. 274, N? 139 y sgtes.; Satanowsky Marcos, Estudios de Derecho Comercial, t.II p. 206).
V.- Sostiene la actora que el hecho revelador del estado de cesación de pagos del deudor está dado por los incumplimientos de la demandada de las operaciones comerciales que vincularan a las partes entre febrero de 2000 y noviembre de 2002, consistente en la compraventa de insumos agrícolas conforme a las facturas, pagarés y prenda con registro que acompaña, constituída en garantía de sus acreencias.
Cabe advertir que en los términos de la enumeración enunciativa del art. 86 de la LCQ el incumplimiento denunciado en el sub lite, se encuadraría en el inc. 2? (mora en el cumplimiento de una obligación). Ninguna norma exige que los incumplimientos como hechos reveladores deban ser varios, pero sí deben actuar como disparadores para crear en el tribunal la convicción de la existencia de la cesación de pagos en la que supuestamente estaría inmerso el deudor.- Por lo que la discusión en la especie se centrará en determinar si los incumplimientos denunciados permiten la configuración del presupuesto objetivo que ineludiblemente debe estar presente para viabilizar la declaración de falencia pretendida por el actor.
En el sub-examine, la demandada ha acompañado un acta notarial de constatación respecto al estado del inmueble sito en Ruta 34 Km. 16 Paramillo, Lavalle y las maquinarias que allí se encuentran. Entre éstas se constata la existencia de maquinarias que el fedatario ha detallado en cuanto a su individualización y estado.- Así se advierte: 1) Un tractor marca Deutz Modelo AX 4.75...2) un tractor marca Fiat modelo 5546STD....".- Además acompaña una certificación de contador público independiente sobre Empresa En Marcha con las constancias que allí se describen.-
Cabe acotar que la declaración de falencia no se vincula con la magnitud de un patrimonio sino con su impotencia para atender las obligaciones contraídas.-
Empero, esto no impide que sea en definitiva el tribunal, quien deba evaluar si con los hechos reveladores que sustentan la pretensión de la actora, queda acreditado el estado de cesación de pagos del demandado con caracteres de permanencia y generalidad suficientes como para justificar la declaración de falencia.- Y en este sentido debo adelantar que la suscripta no ha podido arribar a la convicción suficiente acerca de la existencia de ese estado.- Por el contrario existe un estado de duda razonable sobre la generalidad que el estado de insolvencia requiere para configurarse.-
La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la Matanza (Buenos Aires), Sala I con fecha 04-12-03, confirmó la sentencia de primera instancia que rechazó in limine el pedido de quiebra incoado en la Causa 515/1 "Artesanías RS SRL s/quiebra pequeña", considerando que el pedido de quiebra no procede si no media cesación de pagos, extremo que debe quedar acreditado: "...la peticionante no ha aportado prueba idónea con respecto a este último requisito...".-
Y en este sentido cabe recordar lo que dijimos en oportunidad de pronunciarnos acerca de la prueba ofrecida por los partes (cfr. fs.60/61).- Es la actora la que debe probar la presencia de los requisitos de procedencia de la declaración de quiebra: es decir, la existencia de los presupuestos objetivo y subjetivo:"Es carga de la peticionante de la quiebra acompañar documentación autosuficiente para acreditar su condición de acreedor del demandado y el estado de cesación de pagos, pues todo planteo sobre acción causal subyacente de naturaleza controvertible es susceptible de originar un juicio de antequiebra incompatible con la sumariedad dispuesta por la normativa"( C1ECivil y Com. Mar del Plata, Sala I, l996-12-12, Grippaldi Valentin" LLBA l997-471).- Y es la requirente quien en esta cognitio sumaria impuesta por la ley, debe aportar las pruebas de la procedencia de tales presupuestos y por tanto de la existencia de la cesación de pagos, con los dos elementos que la caracterizan: generalidad y permanencia.-
VI.- Todo lo dicho lleva a concluir que no puede establecerse en el sub exámine, con el grado de certeza necesario, el estado de cesación de pagos que, como presupuesto objetivo, debe estar presente para justificar tan extrema decisión como resulta ser la de declarar la quiebra. No debemos olvidar que aún en esta etapa prefalencial -y en ausencia o incerteza acerca de la existencia del presupuesto objetivo que la justifican- cobran amplia vigencia los principios que imponen la legislación concursal en cuanto a la continuación empresaria y el mantenimiento de las fuentes de trabajo, que se ven gravemente cercenados, aún frente al pedido de quiebra de una persona física.-
Conforme a lo expresado la actora no ha logrado generar convicción acerca del estado de insolvencia de su contraparte. La cesación de pagos es un estado patrimonial y no un conjunto de hechos (Fernandez, op. cit. p. 291).-
VII.- Justamente el gran aporte de la teoría amplia de la cesación de pagos fue distinguir el incumplimiento de la insolvencia. El incumplimiento, recordémoslo, es un hecho mientras que la insolvencia es un estado. Si ello es así, el primero es instantáneo y, producido, se agota; el segundo, en cambio, siendo un "status", requiere de una cierta duración, exige una especie de no transitoriedad o, en el giro positivo de la expresión, de un viso de perdurabilidad.
Amén de ello, en autos no hay constancia de otras obligaciones en mora o que, de haberlas, hayan tenido capacidad de agredir el derecho de todos los acreedores (Pajardi, Piero, Derecho Concursal, Ed. Abaco, l991, t. I, p. 237).-
VIII.- No debemos obviar el hecho que, invocando el requirente la garantía constituída para asegurar la satisfacción de su acreencia, comprensiva de la prenda con registro cuya instrumentación acompaña, tampoco acredita el extremo exigido por el art. 80 LCQ en el sentido de "demostrar sumariamente que los bienes afectados son insuficientes para cubrirlo".- Afirma que "no ha logrado dar con el bien objeto de la garantía a fin de efectivizar el embargo necesario para ejecutar la prenda"(cfr. fs. 56 vta. y que el objeto de la misma resulta insuficiente para cubrir las sumas adeudadas debido a la devaluación producida y a que la deuda permanece en dólares (cfr. fs. 56 vta).- Sin embargo no aporta la prueba sumaria que exige la normativa concursal.- Además, y tal como surge de la probanza instrumental acompañada por la demandada (fs.40), dos de los bienes objetos de la constatación notarial, son justamente los individualizados en el contrato de prenda con registro que obra a fs.26/27 .- La actora no acredita que no pudo ubicar los bienes objeto de la garantía, o que intentó efectivizar el embargo al que alude, o la ejecución de la garantía, ni fundamentalmente, la insuficiencia de los bienes en cuestión para cubrir la acreencia invocada.-
IX.- Concluímos que los hechos reveladores de la cesación de pagos son sólo síntomas o indicios que deberán ser apreciados por el juez (Fernandez, op. cit. p. 367). Dicho con mayor rigor jurídico, son presunciones, esto es, las consecuencias que se deducen de un hecho conocido para afirmar uno desconocido. De allí que el juicio sobre el estado de insolvencia es siempre un juicio indiciario (Pajardi, op. cit. p. 241 y 242) y en el caso de la legislación argentina, los hechos reveladores del art. 86 LCQ tienen este caracter indiciario, son siempre síntomas a apreciación del juez (Alegría, op. cit. p. 283).-
La prueba de ese estado se obtiene, entonces, a partir de las señales objetivas brindadas por aquellos hechos que exigen que el juez los interprete. Se trata de una prueba compuesta y compleja (Zeus, 14-J, 163) en la que la apreciación de su globalidad lleva recién a la convicción judicial al final (Cámara, op. cit., t. III, p. 1595). Esa amplia facultad de apreciación de que goza el juez (Quintana Ferreyra, op. cit., t. I, p. 25; Fernández, op. cit., p. 362) supone una grave y delicada tarea (Quintana Ferreyra, op. cit., t.II, p. 24/25) en la que debe actuar con la máxima prudencia (RED, t. 19, p. 350). Para declarar una quiebra debe tenerse la convicción (Fernández, op. cit., p. 298 y 305; ED, t. 99, p. 204; ED, t. 94, p. 470) o el pleno convencimiento (Cámara, op. cit., p. 1595; JA, t. 1980-III, p. 610) que los hechos exteriorizantes comprueban un estado de impotencia patrimonial.
X.- El incumplimiento significa seguramente una situación irregular; pero no por ello queda habilitada automáticamente la vía falencial; en tanto la misma no puede convertirse en una forma de cobro compulsivo.-
El pedido de quiebra no es una vía apta para el cobro de obligaciones vencidas sino un camino procedimental tendiente a determinar la existencia o no del estado de cesación de pagos.-
XI.- En lo referido a las costas, conforme surge de nuestra ley ritual -estatuto al cual habría que dirigirse atento a no existir solución concreta para el caso en la ley de concursos- deben imponerse a la parte que resulta vencida (art. 36 ap. I CPC), en el caso la actora, a tenor del criterio objetivo de la derrota. (Rouillón, Procedimiento...cit.p.63 con cita de Palacio).
Los honorarios profesionales se regularán de conformidad con las pautas suministradas por el art. 10 de la ley 3641, ello en tanto no estamos frente a un demanda donde se reclama el cobro de un crédito sino la declaración de un estado.-
Por todo lo expuesto y normas citadas;
RESUELVO:
1) Rechazar la petición de quiebra de Luis Carlos Ferrer.-
2) Imponer las costas del pedido de quiebra a la actora Petrobras Energía S.A. (art. 35 y 36 ap. I CPC).-
3) Regular los honorarios profesionales a los Dres.Diego Poletti en la suma de pesos mil quinientos ($ 1.500) y al Dr.Juan Pablo Mattiazzi en la suma de pesos quinientos ($ 500); a los Dres.Jorge Gustavo Sin y Eduardo Estrada en conjunto en la suma de pesos mil cincuenta ($ 1.050) y al Dr. Esteban Estrada en la suma de pesos quinientos veinticinco ($ 525) (art.10, 3 y 31 ley 3641 t.o.)
COPIESE, REGISTRESE Y NOTIFIQUESE POR CEDULA.-


Imprimir

 

Estudio Jurídico Ton & Asoc
Don Bosco 22 - Mendoza - Argentina
Teléfonos: 54-0261-4204242 ó 54-0261-4298481